Descubren fósil de un sapo gigante

Sapo

Según un artículo publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Science, un grupo de paleontólogos han descubierto en Madagascar el fósil de un sapo gigante que mide 40,6 centímetros y pesa 4,5 kilogramos y que vivió a finales del Cretáceo, hace unos 70 millones de años entre los dinosaurios.

El sapo tendría una apariencia totalmente diabólica, con fuerte coraza y dientes, por este motivo le han puesto como nombre ciéntifico, Beelzebufo ampinga, que proviene de Beelzebu, diablo en griego, y bufo, que en latín es sapo. Por otro lado, Ampinga significa escudo, que hace relación a la gruesa coraza que lo constituye.

“Este sapo, si tuvo las mismas costumbres que los sapos de la misma familia de anfibios en América del Sur, era bastante voraz. Es incluso posible que haya devorado mamíferos, ranas más pequeñas y, teniendo en cuenta su tamaño, hasta dinosaurios incubados”
David Krause, paleontólogo

Escrito por | 20 de febrero de 2008 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Animales y Ciencia

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta