Intenta suicidarse pero se le olvida algo…

Si es que preparar esto del suicidio no es una tarea fácil, primero hay que planear el modo, elegir el lugar, la fecha y la hora y llevar todo el material para acabar con nuestra vida…

Estos detalles son los que no ha tenido en cuenta una joven taiwanesa, que quiso suicidarse tras ser abandonada por su novio y, aunque ella creía que lo tenía todo bien preparado no era así. La joven se roció el cuerpo con gasolina frente a un edificio de Taipei, posteriormente, la idea era que esa gasolina combustionara para morir quemada, pero que mala suerte cuando la joven se dió cuenta de que se había olvidado las cerillas y el mechero que la ayudarían a morir… ¿Qué hizo entonces? Pues nada mejor que acercarse a un aparcamiento y pedir fuego a un guarda, el guarda que tenía buen olfato, sospechó que no quería el fuego para encerder un cigarrillo ni nada semejante, así que llamó a la Policía que detuvo a la mujer.

Escrito por | 14 de abril de 2009 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Sociedad

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta